¿Es fiebre 38.1 grados en niños?

Un niño con una temperatura de 38.1 grados ¿Tiene fiebre?

Si al tomar la temperatura corporal de un niño, este tiene 38.1 grados, es sinónimo de que si tiene fiebre. En este caso el calor corporal del niño es considerado fiebre leve.

Síntomas de 38.1 grados en un niño.

Al existir fiebre leve se presentan los siguientes síntomas en el cuerpo humano: Agotamiento, sensación de calor y de debilidad. Se recomienda una hidratación abundante, realizar baños de agua templada durante 15 minutos y usar medicamentos prescritos por el doctor.

¿Una temperatura corporal de 38.1 es siempre considerada fiebre leve?

No, ya que dependerá del termómetro utilizado para medir la temperatura del niño. En el caso de un niño que se la ha tomado la temperatura con un termómetro axilar y presenta una temperatura de 38.1 grados, si tiene fiebre.

Si la existencia de fiebre de un niño se mide con otro tipo de termómetros (rectal, bucal, auditivo…), puede existir una variación de décimas o grados en los parámetros que se consideran como febriles, normales o hipotermia. Por ello, siempre se recomienda que se acuda a un médico para obtener un diagnóstico 100% correcto.

Esta es una web informativa y que tiene como finalidad dar información de que significan los diferentes parámetros que puede tener el cuerpo humano. Determinar la existencia de fiebre o no en un niño debe ser evaluado por un profesional sanitario.

fiebre 38.1 niños